25.10.08

la propiedad transitiva

Supongamos que tenemos W, X, Y y Z.

Entonces W lee a Y, X lee a Z, y nos consta que W lee a X y X a W, y que Y lee y es leído por Z.

Tomando valores W = la Muchacha, X = yo, Y = Luis García Montero y Z = Rafael Reig, tenemos un caso en el que todas esas condiciones se cumplen.

Y uno se pregunta si no sería cosa de extender esa red de relaciones de lectura. Ah, si tan sólo tuviésemos unas cuantas novelas con las que hacerlo (lo de leer).

En fin, estoy de Rodríguez con -114,93€ en el banco. Pero con algún billete en el bolsillo.

Tengo como 20 capítulos de series por leer, y un tupper grande como el infierno lleno de croquetas de mi abuela.

Ron no me queda mucho, pero tengo el Need for Speed y paquete y medio de tabaco.

Estoy de Rodríguez y poseído por la nostalgia y la morriña (y eso que sólo hace un par de horas del adiós corazón, pásatelo bien y saluda al García Montero de parte de un lector de Rafael Reig -o sea "adiós W, saluda a Y de parte de un lector de Z"). Y me siento todo un aventurero.



Y quizá me vuelva salvaje y, no sé, me vaya luego al cine. ¡Qué pasará!

4 comentarios:

  1. Qué pasará, qué misterio habrá, puede ser mi gran noche!, como dijo el poeta.


    qué lío de letras... como se nota que eres matemático.

    ResponderEliminar
  2. Me he enterado de que es usted de esos a los que el alcohol le sale por las orejas (literalmente, vamos).

    ResponderEliminar
  3. Martín, debo ser solemne así que toca tratarte de usted: si le cuento, no me cree. Ya lo contaré, ya.

    Carmen, ídem con lo del usted, solo que en honor a tu surismo a ti te trataré de usté: pues me alegro de que se enterase usté, que por lo visto se emborracha con el aire, o con cerveza, que viene a tener el mismo alcohol, ji ji.

    Pero se equivoca, Legendaria: si el alcohol me brotase de las orejas, me tendrían en mi pueblo de fuente pública, o tendría yo unos tubitos conectando esas prodigiosas orejas con mi siempre glotona garganta. Iba a poner boca, pero luego sale otra vez el tema de los pelos y las bolas de pelo que escupen los gatos y en fin, ja ja.

    ResponderEliminar
  4. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaj!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    no vuelve la Muchacha a irse por muy luisgarcíamonteroquémajoesporcierto
    a ningún lao

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Hola, me llamo David, tengo un blog, me gusta la música que no le gusta a nadie y las películas de Clint Eastwood, aborrezco las fotos de anocheceres y cada vez más libros. Escribo bobadas, sin pensarlas mucho, y cuentos del oeste que, que no cunda el pánico, no cuelgo aquí.