14.1.09

aséptico, ca

Qué tremenda reputación de tipo simpático me estoy ganando en la oficina. Ahora que ya nadie dice “acento” harto de que yo grite “¡tilde!”, he encontrado otro hobby con el que torturar compañeros. El último ejemplo, hace escasos minutos: llega una compañera de comer, olisqueando, y dice

–Caramba, ¿a qué huele?

Así que olisqueamos todos, o bueno, olisquean todos aquellos que tienen sentido del olfato, que sospecho que son todos menos yo.

–A nada, ¿no? –le responden unas cuantas voces.

–No sé, no… a mí me huele a algo…

–¿Colonia? –sugiere alguien.

–¿Tabaco? –dice una nazi antitabaco, mirando con asco el perchero del destierro, donde los fumadores cuelgan sus abrigos.

–¿Tuberías? –propone otro.

–Huele como siempre –dice alguien–. Lo que pasa es que tendrás una lesión cerebral que te ha afectado al olfato.

–Que no, que no –insiste ella, mientras se sienta en su puesto–. Que esta oficina nunca tiene olores, no huele a nada, es aséptica, pero hoy… no sé, huele a algo.

Yo levanto la mirada del correo que le estoy escribiendo a la Muchacha (como he tenido cosas que hacer es sólo el número 823 del día), la bajo del nuevo, abro el Explorer, aprieto unas cuantas teclas, muevo el ratón, aprieto otras pocas.

–¿Qué será? –se está preguntando ya la gente.

–¿Dónde has comido? –le pregunta otro a la olisqueante e intrigada compañera.

–¿Qué hora es? –inquiere otro.

Yo le doy a imprimir, me levanto, voy a su mesa y le dejo la hoja recién salida de la impresora. Ella lee lo siguiente:

 aséptico, ca.

(De a-2 y séptico).

1. adj. Med. Perteneciente o relativo a la asepsia.

2. adj. Neutral, frío, sin pasión.

 

Termina de leer y me mira.

–Por si te da por volver a usar esa palabra –le digo–, para que sepas lo que significa.

Y me doy la vuelta y me vuelvo a mi sitio, dejando tras de mí sus ojos furibundos y una cerrada ovación del resto de bordes quisquillosos que pueblan esta oficina (que son unos cuantos, por cierto).

10 comentarios:

  1. Coño. Pues NEUTRAL es un buen adjetivo para definir una falta de olor. Que es Usted un tiquismiquis... no le digo nada como pille Usted un texto poético con un par de sinestesias.

    ¿Y a qué huelen las nubes, a todo esto?

    Anda que tiene que haber un ambientito lindo en su oficina... Pfffjj...

    ResponderEliminar
  2. teneis percheros distintos????? subsectas????

    ResponderEliminar
  3. Si estuvieses en mi oficina te hartarías de hacer eso... y acabarías con el papel del edificio.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Zónico Fótico, no: la palabra que buscaba era inoloro, leñe. Que no estaba hablando de un champú, ni de ausencia de cargas eléctricas ni de una imparcialidad que no es política de empresa, ¡que somos una secta satánica!

    Las nubes huelen a lo que son, a gotitas de agua en suspensión. Imagino que dependerá de qué contengan las gotitas, y de en qué gas estén suspendidas. Por ejemplo si son gotitas de Eau de Roches flotando en metano, olerá a, eeeh, eso, ja ja.

    Aroa, ya ves. Y entre las afiliaciones futboleras y los partidarios del diesel y del gasoil y los que ven Mira Quien Baila y los que no, mi secta se compone de 50 subsectas, integradas cada una por una persona. De media.

    Vero, ¡pero y lo que disfrutaría!

    ResponderEliminar
  6. JAAAAAAAAAAAJAJAJA! Eres un jrande. Me la apunto por si puedo repetirla algún día, aunque en mi caso, la distancia PC-impresora podría afear el efecto.

    Por mi parte, en mi curro yo sigo con mi cruzada para erradicar el uso del infinitivo como sustituto del imperativo plural, y el uso de la -s final en la 2ª p.s. del pretérito perfecto simple (o como coño lo llamen ahora).

    Por cierto, me produce gran placer anunciarte que la palabra "inoloro" tampoco existe. Usa "inodoro" en su lugar. Aunque suene a váter.

    ResponderEliminar
  7. ¡Jracias, oh Óscar, aquel que en ocasiones me honra entre sus elementos destacados!

    Comparto ambas cruzadas. Y como soy imparcial, hoy me imprimiré inodoro y me lo mostraré a mí mismo, así aprenderé, yo maldito ignorante que va de listo.

    ResponderEliminar
  8. Un olor inoloro es una redundancia pleonásmica, Maestro. Y ante el insulso y manido "no huele a nada", tampoco estaba mal buscar una alternativa.

    Repito que el ambiente en su trabajo debe estar cargado, y no de olores, precisamente...

    ResponderEliminar
  9. ay yo la verdad es que lo único que pensaba mientras leía el final era...

    espero al menos que hayas imprimido por la otra cara de un papel ya usado, porque solo pensar en un papel blanco, limpio, "aseptico", ocupado e inservible con solo estas tres líneas me entraban sudores fríos...

    uffff

    ResponderEliminar
  10. ZónicoFótico, ¡Maestro tú! ¡Tú más! ¡Escudo para siempreee! Y si no huele a nada, se dice que no huele a nada. Tienes toda la razón del mundo en que olor inoloro es una redundancia pleo... de esas. Debería haber dicho ausencia de olor. Pero dijo aséptico, y mi respuesta fue adecuada.

    Hoy la buena mujer no me ha dirigido la palabra, por cierto, hum.

    María: suda, suda. Suda mucho, que dicen que es bueno para la piel, los poros y esas cosas. Por no ser, el papel no era ni reciclado.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Hola, me llamo David, tengo un blog, me gusta la música que no le gusta a nadie y las películas de Clint Eastwood, aborrezco las fotos de anocheceres y cada vez más libros. Escribo bobadas, sin pensarlas mucho, y cuentos del oeste que, que no cunda el pánico, no cuelgo aquí.