8.8.08

intrusismo #01 + personitas buscantes

Se me hecha el tiempo encima y no me da tiempo a contar cómo fue la primera y flamante tarea del recién formado destacamento de fotografía del taller S. S. Bremen, que ayer, en su primera tarea de escandaloso intrusismo profesional, se personó mediante quien esto y firma y la flamante agente a este lado del Atlántico del productor hollywoodiense John X en la sala Pradillos para recoger en imágenes el espectáculo que dieron José Luis Montón (guitarras y voz), Selene Muñoz (danza), Gorka (acordeón) y la mente maléfica que nos llevó allí, María Berasarte (voz). Ya aparecerán imágenes por el fotoblog la semana que viene, cuando resucite (de nuevo). Fuimos profesionalísimos. Lo único que yo creo que nos delató fue nuestro ansia por tomar una caña y el curioso orden de prioridades, primero las cañas y luego el trabajo, que Madrid es Madrid y agosto es agosto, y quizá las caras que pusimos cuando la mayor autoridad artística de la ciudad (un tipo que colgaba cables, subía a escaleras y picaba las entradas) nos estuvo poniendo reparos por aprovechar y tocar las narices un rato. Pero todo muy bien y muy bonito y muy como para escribir con más tiempo.

Así que improviso tema a base de búsquedas. El otro día me puse a buscar en google analytics las palabras que han traído a la gente a este blog, y las ordené por el tiempo que pasaron viendo esto quienes las teclearon. Encontré, y me hizo sentir un poco orgulloso, a un buen montón de gente que vino aquí por error pero que de todas formas se tiró un buen rato leyendo (por poner un par de ejemplos hubo quien vino buscando cómo bajar la hinchazón de los ojos después de llorar -29 minutos y 33 segundos de lectura-, o cómo se llama la canción de cuatro bodas y un funeral -25 minutos y 38 segundos- o fotos y detalles de la vida de los ciervos -22 minutos y 34 segundos-... o gente que buscaba porno, “las mejores en la cama haciendo sexo” y “chicos follando a chicas desnudas atadas en la cama” que, en fin, yo creo que se les pasaría el calentón después de los 27 minutos que se pasaron leyendo, respectivamente), otras cuantas que sí que vinieron buscando algo que había aquí, que no menciono que me crezco, y tres que me tienen fascinado.

Desde Urnieta, el 16 de enero de 2008 alguien llegó con estas palabras: "y tengo que dejar de hacer tanta tontería, y dejar de saltar en los charcos cuando llueve... como cuando estabas tú".

Desde San Cristobal de la Laguna, el 30 de enero de 2008, alguien lo hizo con estas otras: "me salvaste de la noche rutinaria".

Y desde Dusseldorf, el 26 de noviembre de 2007, con estas otras: "hoy me levanté con la cabeza puesta en mil lugares, con los pies sin rumbos".

Y supongo que más, que ya no me dio por mirar.

A mí esto en parte me hace pensar que Google está loco si la gente busca eso y termina apareciendo por aquí. Pero por otra parte también me enternece, y me hace pensar que es estupendo que de vez en cuando un cronopio tenga un arranque de misticismo, de poesía o de cursilería, tanto da, y lo plasme en su buscador y luego vaya haciendo clics y clics y clics y al final llegue hasta aquí, y se pase un rato leyendo.

No sé si volverían o no, supongo que no. Cuando los vientos de Google te traen, suele ser normal que los vientos de Google te vuelvan a arrastrar después, en otra dirección. Pero por si las moscas, gracias por la visita, y gracias por perder conmigo más de media hora, enterita, leyéndome. Santa paciencia la vuestra.

8 comentarios:

  1. Qué risa, David, con lo de los charcos. A mí, como has visto, me pasa un poco lo mismo. Esto de las búsquedas en google me fascina.

    Oye, espero que no te hayas molestado por lo de las vacaciones. Era por tus estadísticas de matutano, que no debe de ser nada bueno. O quizás sí. No sé. En fin. Hoy he intentado ir a ver Perdidos en Brujas pero me habían cambiado la hora (nótese el "me") y he acabado viendo la peli de un francés que manda todo a la mierda, mujer, hijos y amigos, y se va de casa. En fin, un filme français. Otro día será.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy en México y aún no entiendo la razón de caer por aquí continuamente, generalmente termino comprendiendo solo las últimas tres líneas.

    Estoy seguro que, los que se quedan mas de 10 mins, es por que se la pasan tratando de comprender y pensando que no están prestando suficiente atención a lo que están leyendo y comienzan a leer todo de nuevo.

    Un saludo desde acá hasta allá

    ResponderEliminar
  3. Qué divertido, voy a hacer lo mismo en el mío, a ver qué sale.

    Lui lu tiene una buenísima en su blog, alguien llegó al colchón que volaba buscando: "terrazas de madrid que hablan los martes". Es de suponer que el resto de la semana callan como...

    ResponderEliminar
  4. Impresionante. O sea, los polis ya no tienen que andar por ahí, husmeando, dando tortas y sacando la pipa.

    Se les pone el culo gordo de buscar y cuando te sientan esposado con el foco en la cara te dicen: "¿Por qué, un día antes al día de autos, buscaste en Google 'Me cagon la madre del presidente'?".

    Estamos pillaos. Ahora mismo voy a quemar mi PC.

    ResponderEliminar
  5. Espero que Nán no queme su PC, siglas por otra parte bastante sospechosas en tiempos de derecha.
    Yo no recuerdo cómo llegué a tu blog... Ah, sí, sí, fue un poco antes de mi cumpleaños. Cuando nos presentaron en la barra del bar ya te reconocí como el chico al que no le gustan los actores.

    ResponderEliminar
  6. y qué me decís de "busco un chico que conocí en el concierto bruce barcelona"???? porque yo creo que esa es la mejor. Menuda fé en la tecnología que da el enamorarse.

    ResponderEliminar
  7. Lui, sí, de hecho tengo la sospecha de haberme puesto a mirar esas cosas por haber leído tu columnita del blog sobre las búsquedas al tuyo.

    Y de molesto nada, oye. Si estoy totalmente de acuerdo, ja ja.

    Respecto a la película: insiste, insiste.

    Y sobre la fé o la fe, fff. ¿Té llevaba tilde? Hmmm.

    Shibumi, bienvenido, y tranquilo, comprenderme tres líneas me parece ya una cosa sublime que, desde luego, muchas veces supera a su mismo autor. Te lo dice él. O sea yo.

    Ruidodeperro, je, sí, siempre aparecen cosas raras en eso de las búsquedas. Ya nos contarás qué te pone a ti.

    Nán, hombre, cuando tú entras a una página tu ordenador le da una cierta información. Pero se la da al sitio al que accede, no a la policía, y tú la puedes recoger y curiosear en ella... hasta cierto punto. No hay forma de saber qué persona concreta accede o qué pone. Y en cualquier caso aunque se pudiese, esa es sólo lo malo de internet. Lo bueno es que hay páginas para hacerte absolutamente anónimo, por ejemplo. Vamos, que internet podría ser la panacea policial pero a poco que curiosees, se vuelve más bien la pesadilla policial.

    Carmen, yo también espero que no queme nada. Con tanto libro en casa, parece una idea pésima. Y más con este calor. Si fuese en diciembre o enero vale pero ¿ahora? ¿¡En agosto!? No hombre no.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Hola, me llamo David, tengo un blog, me gusta la música que no le gusta a nadie y las películas de Clint Eastwood, aborrezco las fotos de anocheceres y cada vez más libros. Escribo bobadas, sin pensarlas mucho, y cuentos del oeste que, que no cunda el pánico, no cuelgo aquí.