13.7.08

si eres perro

Jamás he estado en un velatorio que no fuese surrealista. Claro que quizá sea imposible que alrededor de la muerte nosotros, como seres vivos, tendamos a otra cosa.

Las beatas entonaban sus salmos entre murmullos, y desde fuera sonaban como una colmena siniestra. Fuera, todo el mundo busca las sombras. Nosotros estamos bastante lejos. Hablamos.

-Además hay gente que se lo toma con mucho profesionalismo. Hace unos días vi un trozo de un documental que iba sobre prostitución, o cambios de sexo, o las dos cosas.

-¿Seguro que era un documental?

-Segurísimo.

-No sería una peli de esas, golfo.

-Que no, coño, que era un documental.

-Bueno, no te creo, pero sigue.

-Pues salía una tía. O un tío, no lo tenía muy claro.

-No lo tenías claro.

-A mí es que todo eso me confunde bastante. En fin, salía y le preguntaban qué era lo más raro que había hecho en la vida o lo que mejor le habían pagado, no recuerdo, y dijo que una vez le habían soltado tres mil pavos por follarse a un perro.

-¿¡Tres mil pavos!?

-Por follarse a un perro.

-¿¡Por follarse a un perro!?

-Tres mil pavos.

-La leche.

-Decía que como era una profesional del sexo, pues tampoco le dio mucha importancia.

-...

-...

-Jóder. Si eres perro irte de putas es una ruina.

Dentro las beatas continúan con su rancio ronroneo, por la calle pasa un gato, una bicicleta, una mujer ocn minifalda y un tipo al que nadie mira.

4 comentarios:

  1. Hace poco estuve en un tanatorio. Pasé un buen rato hablando de las nuevas funciones que tiene el blogroll de blogspot, que te los ordena por actualización.

    No había calle pero había un cementerio de autobuses.

    Después llego una familia con cara de circunstancia. O sea, de velatorio. El padre, un señor seguro que muy formal, llevaba la camiseta de la selección.

    ResponderEliminar
  2. Qué gran conclusión! Debe ser por eso que la mayoría de los perros prefieren follarse almohadas, peluches o piernas humanas...

    ResponderEliminar
  3. Lui, ¿no contaste eso en tu blog?, porque me suena muchísimo. Y no sé, me parece a la vez una muestra sublime de mal gusto, y una escena muy tierna.

    ÓsQar, debe ser, debe ser. Todo cuadra. Qué bonito desentrañar los misterios de la naturaleza, ¿eh?

    ResponderEliminar
  4. Conté que había estado en un entierro... pero no lo de la camiseta de la selección. Dios mío, el wireless...!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Hola, me llamo David, tengo un blog, me gusta la música que no le gusta a nadie y las películas de Clint Eastwood, aborrezco las fotos de anocheceres y cada vez más libros. Escribo bobadas, sin pensarlas mucho, y cuentos del oeste que, que no cunda el pánico, no cuelgo aquí.